Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal (Tecla de acceso S)

 

E-REDESComprometidos con tus prioridades

En E-REDES seguimos trabajando para garantizar las prioridades de nuestros clientes durante la situación actual provocada por el Covid-19, como son el mantenimiento del suministro eléctrico, la atención al cliente y el compromiso con los servicios prestados en un ambiente de seguridad.

Por ello, en E-REDES:

  • Hemos revisado todas las infraestructuras y suministros críticos de nuestra red.
  • Reforzamos la seguridad en la operación de la red, con un nuevo centro de control en una ubicación distinta al existente, para poder alternar los turnos de trabajo entre dos ubicaciones y evitar el contacto entre las personas.
  •  Garantizamos nuestro servicio telefónico de atención al cliente, que, con todas las personas teletrabajando, funciona con normalidad. 
  • Hemos aplazado todas las operaciones en campo no indispensables que supongan corte en los suministros.
  • Para salvaguardar la salud de las personas que desempeñan su labor de forma presencial, tanto empleados de E-REDES como de empresas colaboradoras, hemos asegurado las correctas condiciones de trabajo y seguimos implantando y estudiando nuevos mecanismos que minimicen los riesgos.
  • Hemos establecido el teletrabajo en todos los puestos en los que es posible.
  • Para los clientes que lo requieran, y con el fin de facilitar la adecuación de la potencia contratada a la situación del Estado de Alarma, E-REDES exime del pago de los derechos de enganche en modificaciones temporales de potencia: bajadas y posteriores subidas (o viceversa) hasta la potencia contratada anteriormente al inicio del estado de alarma. De la misma manera, también quedan exentos de pago los derechos de acceso de estas subidas de potencia hasta la previamente contratada, durante un plazo de tiempo suficiente de 3 meses una vez finalizado el Estado Alarma.
  • EDP adelanta el pago a sus empresas colaboradoras que no tienen pago por confirming (cesión de pagos a proveedores), y adelanta al 6 de abril el pago que debía realizarse en mayo. Se trata de una medida que respalda, principalmente, a pequeñas y medianas empresas en el difícil escenario actual provocado por el nuevo coronavirus, COVID-19, garantizando su liquidez para afrontar el pago de salarios y mantener su actividad.

En E-REDES estamos preparados para afrontar esta situación y mantener nuestro compromiso con las prioridades de nuestros clientes.

#QuédateEnCasa